contacto@albinoschile.cl

BAJA VISIÓN EN ALBINISMO

Todas las personas con la condición independiente del tipo de albinismo que padezca tienen baja visión, esto por la falta total o parcial de pigmento en los ojos.

Baja visión: Es una reducción de la agudeza visual o de campo visual que no puede corregirse por medio de anteojos, lentes de contacto, medicamento o cirugía.

Los problemas visuales asociados al albinismo

Agudeza visual reducida desde 20/60 a 20/400 (visión aproximada 15%). La agudeza visual reducida puede resultar en dificultades en la escuela, como la inhabilidad para  leer lo que está escrito en el pizarrón (excepto cuando se esta muy cerca), y dificultad en los deportes. También puede impedir  la habilidad de conducir.

Nistagmus: Es el movimiento involuntario de los ojos, puede llegar a ser muy aparente en los primeros meses o años de vida del niño, mientras se completa el desarrollo del sistema visual. Baja visión es una reducción de la agudeza visual o de campo visual que no puede corregirse por medio de anteojos, lentes de contacto, medicamento o cirugía grado de movimiento no es igual en todo momento. Por ejemplo, en situaciones de estrés, cuando la persona está nerviosa, puede observarse un mayor movimiento de los ojos. El nistagmo está causado por la falta de fijación de la vista, de enfoque sobre los objetos del entorno, y deriva de la reducida visión central que presentan las personas con albinismo, debido a su ausencia de fóvea. El cerebro, al no percibir que puede fijar su atención sobre los objetos del entorno sigue buscando e intentando enfocarlos y localizarlos. Adicionalmente, la deficiente conexión que existe entre la retina y el cerebro en las personas con albinismo genera esta descoordinación motora de los ojos. A pesar de que los ojos de las personas.

A pesar de que los ojos de las personas con albinismo que presentan nistagmo se mueven sin cesar ellas mismas no perciben el movimiento de su entorno.

Estrabismo: es una alteración donde se pierde el paralelismo de los ojos. Estos adoptan una posición distinta a la que se requiere para una visión binocular normal. La desviación puede ocurrir en cualquier dirección: horizontalmente hacia adentro (estrabismo convergente, “niño bizco”), o hacia fuera (estrabismo divergente), o verticalmente (estrabismo vertical, un ojo desplazado hacia arriba o hacia abajo), o combinaciones de estos tipos. Normalmente la desviación es evidente, pero hay casos donde la desviación es muy pequeña y no se aprecia. Este tipo de estrabismo puede pasar desapercibido, incluso por los padres quienes comúnmente no lo captan.

Fotofobia: la falta de pigmentación ocular produce fotofobia, esto es, rechazo o repulsión a la luz directa. Las personas con albinismo no se sienten cómodas en ambientes con luz muy intensa o muy iluminados y tienden a protegerse con sombras (por ejemplo mediante viseras) o con el uso de gafas de sol o lentes de contacto oscuras. Sin embargo, es importante recordar que las personas albinas requieren una buena iluminación para poder desenvolverse con normalidad por lo que el uso de gafas demasiado oscuras puede ser contraproducente para la visión.

ES IMPORTANTE ACLARAR QUE NO TODAS LAS PERSONAS ALBINAS VEN DE LA MISMA FORMA. NO TODAS TIENEN EL MISMO GRADO DE DIFICULTAD VISUAL.

A continuación se presenta un video titulado ¿Lo ves? Cortometraje que intenta representar a modo de referente, cómo ve una persona con albinismo, elaborado por la Asociación de ayuda a personas con albinismo – ALBA – España.

Doctores recomendados en Santiago.