ALBINISMO

El albinismo es un conjunto de condiciones congénitas (heredadas) que afectan a los humanos (y al resto de animales) y que globalmente se caracterizan por la ausencia o disminución de pigmento (melanina) en la piel, los ojos o el pelo.

No hay un sólo tipo de albinismo y debido a la diversidad genética de toda la población humana, no todas las personas albinas manifiestan los mismos síntomas ni con la misma intensidad. La única característica que engloba a los diferentes tipos de albinismo es la falta o reducción de pigmento en los ojos.

Las personas albinas nacen con la condición albina, no se "vuelven" albinos ni "padecen" albinismo. Por ello es importante referirse al albinismo como una condición anómala y no como una enfermedad.

El albinismo oculocutáneo es el más reconocido (OCA), ya que no existe pigmentación de pelo, piel y ojos.

El albinismo ocular (OA1) se caracteriza por la falta o disminución de pigmentación en los ojos, aunque también puede manifestarse con un déficit pigmentario ligero en la.

Algunas variaciones y tipos de albinismo

Tipo 1 Tipo 2 Ocular