CUIDADOS DEL SOL Y LA PIEL

"Las personas albinas deben ser muy estrictas y cuidadosas con su piel, tanto en invierno como en verano".

Las personas albinas deben ser conscientes que por su escasa pigmentación deben ser muy estrictos y cuidadosos con su piel, tanto en invierno como en verano. Si bien es cierto que todas las personas deberían usar protección solar en los meses de invierno, es algo que pocas veces se hace. Sin embargo, las personas albinas deben extremar las precauciones, ya que nunca se ponen morenas, su piel no se oscurece sino que enrojece rápidamente (lo cual ya es una primera indicación de una quemadura solar) y son propensas a quemarse tras una breve exposición al sol.

Además, la piel tiene memoria, por lo que una serie de pequeñas quemaduras de manera sucesiva, pueden acabar en un cáncer de piel con el paso de los años.

Recomendación
Prevención del cáncer de piel. Se recomienda una evaluación anual de la piel para analizar la detección de cáncer de piel o lesiones que puedan derivar en cáncer. Una forma agresiva de cáncer de piel llamada melanoma puede presentarse como lesiones rosadas en la piel.

¿Qué tipo de crema protectora es la ideal?

Una persona con albinismo puede quemarse a los pocos minutos de exposición al sol. Por ello, los especialistas recomiendan un factor de protección 50+, el máximo, que filtra el 98% de la radiación UV. Las cremas fotoprotectoras actuales con índices de protección 50+ están disponibles en diversos formatos (spray, espuma, gel, transparentes, cremas, líquidas,…) y todos los formatos son igualmente adecuados. Adicionalmente, se deben usar cremas protectoras que no sólo protejan frente a las radiaciones UV sino también frente a las radiaciones UVA (más perjudiciales, causantes del envejecimiento de la piel y determinantes en el desarrollo de algunos tipos de cáncer de piel, como el melanoma), como ya se exige actualmente por normativa europea.

Recomendación al aplicar:

  • Hay que ser sistemático en la administración y distribución de la crema solar por todas las partes del cuerpo de la persona con albinismo que pueden estar expuestas al sol, sin olvidar lugares como: los labios (deben aplicarse protectores específicos), detrás de las orejas, la parte inferior de los brazos y antebrazos, las axilas, el torso, los pies, etc.
  • Aplicar el producto 15 minutos antes de la exposición al sol para que se absorban los ingredientes de la crema en la piel y se obtenga el efecto protector.
  • A pesar de que algunos productos se anuncian como resistentes al agua se debe aplicar crema repetidamente si la persona con albinismo entra en contacto con el agua, o con toallas o ropa que puedan eliminar, retirar o empapar parte de la crema protectora adherida al cuerpo.